Rss Feed
  1. Tournedó de bacalao con huevos escalfados

    miércoles, 14 de diciembre de 2011

    Se acerca la Navidad y ya estamos dándole vuelta a los menús para estos días. Cada año pensamos en hacer algo diferente para no repetir lo del anterior. Buscando y buscando he ido probando algunas recetillas nuevas y ésta es una de ellas. Facilita y diferente y cuando la probéis seguro que os convence el resultado.


    800 gr de bacalao en lomos (fresco), 200 gr de bacon en lonchas, 50 ml de aceite de oliva, 2 dientes de ajo, 1 pastilla de caldo vegetal + 50 ml de agua, 4 huevos, sal, pimienta negra recién molida, 1 cucharada sopera de vinagre y agua para escalfar los huevos.

    Corta los lomos de bacalao en tiras y enróllalas hasta obtener tournedós. Rodea cada una con una loncha de bacon y átalas con hilo de cocina para que guarde la forma.
    Prepara los ajos, dejándoles la piel y dándoles un golpecito para que se machaquen un poco. Dora los tournedós en una sartén con 50 ml de aceite, junto con los ajos, a fuego lento. Condimenta con sal y pimienta durante la cocción. Disuelve la pastilla de caldo en 50 ml de agua caliente y riega con este caldo el bacalao y deja cocer.


    Pon un cazo con agua y una cucharada sopera de vinagre a calentar y cuando esté caliente escalfa los huevos a tu gusto (más o menos cuajados) y reserva.
    Sirve los tournedós de bacalao, sin los hilos, con los huevos escalfados y riega con el caldo de cocción de bacalao. Adorna con un tallito de perejil.


    Print Friendly and PDF
    |


  2. Muffins sorpresa

    martes, 6 de diciembre de 2011

    Los muffins, esos pastelitos faciles de hacer, de infinidad sabores y colores, cualquier ocasión es buena para hacerlos. Desde que hice mis primeros muffins quedé encantado  y cada vez disfruto mas haciendolos. Los que traigo hoy van rellenos y decorados con un toquecillo navideño, que ya tenemos a las puertas la navidad... Con estos ingredientes obtenemos 12 piezas.


    200 gr de mezcla congelada de bayas del bosque, 100 gr de queso fresco cremoso, 3 sobres de vainilla azucarada, 2 cucharadas de leche, 250 gr de harina, 1 sobre de levadura en polvo Royal, 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico, 1 huevo, 100 gr de azúcar, 80 ml de aceite vegetal, 200 gr de yogur sabor fresa y 250 gr de nata.

    Precalentar el horno a 180 ºC. Colocar una cápsula de papel para muffins o magdalenas en cada uno de los huecos de un molde multiple para muffins o magdalenas. Utilizaremos 12. Descongelamos la mezcla de bayas y reservamos unas pocas para adornar.
    Mezclamos el queso cremoso con 1/2 sobre de vainilla azucarada y las 2 cucharadas de leche y reservamos en el frigo.
    Mezclamos la harina con la levadura y el bicarbonato. En un bol batimos el huevo e incorporamos el azucar, 1/2 sobre de vainilla azucarada, el aceite, el yogur y 50 gr de nata. Poco a poco incorporamos la mezcla de harina a los ingredientes húmedos. Distribuimos la mitad de la masa en el molde múltiple. Ponemos encima una cucharadita de la mezcla de queso reservada en el frigo y colocamos una baya en el centro de cada molde. Recubrimos con el resto de la masa y metemos los muffins en el horno cociéndolos unos 25 minutos a 180 ºC. Una vez cocidos los dejamos reposar 5 minutos en el molde. Montamos la nata restante con los 2 sobres  de vainilla azucarada y decoramos al gusto los muffins junto con las bayas reservadas.


    Fuente: Muffins - Pequeñas exquisiteces para todos los paladares.
    Print Friendly and PDF
    |


  3. Caballas al horno con queso

    lunes, 28 de noviembre de 2011

    La caballa está en el grupo de los pescados azules mas grasos, junto al atún fresco, el salmón, salmonete, arenques, angulas y anguilas. La digestión del pescado azul es rápida debido en parte al carácter insaturado de las grasas, aunque también depende de la forma de cocinarlo. Se digiere mejor a la plancha, en papillote, al horno o al agua (vapor o cocido).


    2 caballas grandes frescas, sin cabeza y abiertas por la mitad y limpias de espinas, 1 calabacín mediano, 1 tomate grande, 1 cebolleta, 30 gr de queso mozarella rallado, aceite, sal, pimienta, romero y 100 ml de vino blanco.

    Poner el horno a calentar a 180 ºC. En una fuente refractaria poner un chorreón de aceite, cortar el calabacin en rodajas y colocarlo en el fondo de la fuente cubriendo la superficie. Lavar el tomate, cortarlo en rodajas y disponerlo en la fuente repartido sobre las rodajas de calabacín. Salpimentar al gusto. Colocar ahora los filetes de caballa sobre las verduras, con la parte de la piel hacia abajo. Lavar y picar la cebolleta en juliana fina y ponerla repartida sobre la caballa. Salpimentar y espolvorear con romero picado. Añadir el queso rallado distribuido por toda la superficie y regar con el vino blanco y un chorrito de aceite.
    Meter la fuente en el horno precalentado y dejar cocer unos 45 minutos a 180 ºC. Pasado el tiempo, retirar y servir.


    Print Friendly and PDF
    |


  4. Muffins de marshmallows

    domingo, 17 de julio de 2011

    Un bocado exquisito para los que nos gusta el chocolate y muy facilitos de hacer. Las nubes o marshmallows al meterlas en el horno quedan con un saborcillo tostado y dulce que mezclado con el chocolate es todo un placer.


    75 gr de mantequilla, 450 gr de harina, 25 gr de cacao en polvo puro Valor, 15 gr de levadura en polvo Royal, 150 gr de azúcar, 120 gr de chispas de chocolate, 60 gr de marshmallows (nubes) troceadas, 300 ml de leche y 1 huevo.


    Precalentamos el horno a 180 ºC. En un bol ponemos la leche, el huevo y la mantequilla fundida y mezclamos bien. Tamizamos la harina junto con el cacao en polvo y la levadura y la echamos en el bol de la leche junto con el azúcar. Mezclamos suavemente y añadimos las nubes troceadas y las pepitas de chocolate y mezclamos hasta que todo quede bien integrado. Ponemos unas cápsulas de papel para muffins o magdalenas en un molde metálico múltiple para magdalenas y repartimos la masa entre las cápsulas llenándolas hasta 2/3 de su capacidad. Horneamos a 180 ºC durante 20 ó 25 minutos hasta que los muffins hayan subido. Apagamos el horno y sacamos los muffins y los dejamos enfriar antes de comer.

    Print Friendly and PDF
    |


  5. Pastel de fresas

    jueves, 2 de junio de 2011

    Una receta fresca, rápida y fácil de hacer. La combinación del bizcocho relleno con la suave crema de fresas da como resultado un pastel ligero y la capa de fresas naturales cubierta con gelatina le confiere un agradable sabor. Al estar hecho casi en su totalidad con gelatina es un postre sano y con pocas calorias.


    1 sobre de preparado de gelatina de fresa Royal, 1 sobre de preparado de pudin de vainilla, 5 cucharadas de azúcar, 600 ml de leche, 1 brazo relleno de crema de fresas y chocolate, 250 gr de gelatina de fresa, 200 gr de fresas frescas, 5 hojas de gelatina neutra.


    Ponemos en remojo en agua fria las 5 hojas de gelatina. En un cazo ponemos 500 ml de leche a calentar. Mientras colocamos los 100 ml de leche restante en un vaso y disolvemos en ella el sobre de preparado de pudin de vainilla. Cuando la leche arranque a hervir añadimos el azúcar y el sobre de gelatina de fresa. Removemos bien hasta que se disuelva por completo. Apartamos del fuego y añadimos el preparado de pudin de vainilla y mezclamos bien de nuevo al fuego hasta que la crema espese. Retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina escurridas removiendo bien para que se integren por completo. Reservamos y dejamos templar. Forramos un molde desmoldable de 22 cm de diámetro, untado con mantequilla, con papel vegetal, tanto el fondo como las paredes. Cortamos el brazo en rodajas de 1 cm de grosor aproximadamente, y lo colocamos las rodajas en el fondo y en los laterales del molde, presionando bien para que guarden la forma. Vertemos con cuidado la crema de fresa, nivelamos la superficie y lo metemos al frigorífico para que cuaje bien, mínimo 1 hora.


    Cuando la crema esté cuajada, lavamos las fresas y las cortamos en rodajas y las colocamos en la superficie del pastel bien repartidas. Ponemos la gelatina de fresa en un bol y la calentamos en el microondas para que se ponga líquida. Vertemos la gelatina por encima de las fresas procurando que todas queden bien impregnadas. Metemos de nuevo en el frigorífico para que solidifique la gelatina y en el momento de servir desmoldamos y ponemos el pastel en la fuente donde lo vayamos a servir. Espero os guste.

    Print Friendly and PDF
    |


  6. Muffins de manzana

    viernes, 27 de mayo de 2011

    Comiéndome una magdalena y una manzana para desayunar la otra mañana pensé mientras masticaba que estaria mejor las 2 cosas mezcladas. Asi que mi pensamiento se convirtió en un muffin que en poco tiempo en mi barriga tuvo su fin... Quedan tiernos y jugosos y con un agradable sabor a manzana, os propongo que los probeis...

    Ingredientes para 14 unidades: 250 gr de manzanas, 5 cucharadas de licor de manzana verde, 250 gr de harina, 2 cucharaditas de levadura en polvo Royal, 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico, 1 huevo, 125 gr de azúcar, 1 sobre de vainilla azucarada, 80 ml de aceite de girasol, 2 yogures naturales (250 gr) y 14 moldes de papel para muffins o magdalenas.


    Precalentar el horno a 180 ºC. Lava las manzanas, pélalas, quítales el corazón y córtalas en daditos. Rocíalas con el licor de manzana y reserva. Mezcla la harina con la levadura y el bicarbonato.
    En un bol, bate el huevo e incorpórale el azúcar y el sobrecito de vainilla azucarada y mezcla bien. Añade el aceite, el yogur y los dados de manzana junto con el licor. Mezcla todo bien y añade la mezcla de harina tamizada. Remueve bien hasta que todos los ingredientes queden integrados.
    Coloca los moldes de papel en un molde múltiple de metal y distribuye la masa en las cápsulas de papel. Cuece los muffins en el nivel medio del horno, precalentado a 180 ºC, unos 30 minutos. Cuando estén listos, déjalos reposar 5 minutos, desmóldalos y déjalos enfriar. Adornarlos a gusto. Yo los he pintado con gelatina de manzana  y los he espolvoreado con unos fideos de chocolate. A disfrutar!

    Print Friendly and PDF
    |


  7. Pan casero tradicional

    jueves, 5 de mayo de 2011

    Esta es la receta de antaño, original y auténtica, de pan que han venido realizando generación tras generación las mujeres en mi familia. Este pan, horneado en el horno de leña, hecho con arcilla y paja, se conservaba durante varias semanas y recién sacado del horno su aroma impregnaba toda la casa y era un festín poder disfrutar de un pedazo de pan caliente untado con un tomate restregado, aceite y sal. Aún me acuerdo de esos momentos.... Pues para no perder la tradición y poder guardar esta receta durante otra generación mas, la última vez que mi madre hizo el pan estuve al ladito de ella apuntando todos los ingredientes y el proceso. Ha sido un poco laborioso obtener las cantidades justas, ya que mi madre lo hace "a ojo", pero como vivimos en un mndo en el que se pesa y se mide todo, aqui van las cantidades obtenidas. Con estas cantidades obtenemos una hornada de 8 o 9 panes, dependiendo del tamaño.


    13 kg de harina de panaderia (es una harina con aditivos especial para hacer pan), 170 gr de levadura fresca de panadero (1/3 aprox. de un bloque de 500gr), 220 gr de sal (3 puñados y medio), 10 litros de agua y la masa madre o "creciente", que es un bollo sin hornear fermentado que se guarda congelada del amasado anterior para elaborar el siguiente amasado (pesa aproximadamente 1 kg).

    La elaboración comienza el dia anterior. Se limpia la artesa, que es una especie de cajón de madera en donde se amasa el pan. Por la mañana se pone la masa madre o "creciente" en una olla y se le añaden 2,8 litros de agua (quitados de los 10), y se deja en remojo todo el día. Por la noche, la masa madre se mezcla bien con 4 kg de harina (descontados de los 13 kg iniciales) y se deja reposar toda la noche.
    A la mañana siguiente, tamizamos la harina restante ( 9 kg) sobre la artesa y hacemos un volcán con ella, añadimos la sal y el agua templada (7,2 litros) y mezclamos un poco. Disolvemos la levadura en un poco de agua templada y la mezclamos con la masa madre o "creciente" que teníamos en reposo en la olla. Añadimos la masa madre con la levadura a la artesa y se amasa todo bien poco a poco, mezclando la harina de adentro hacia afuera. Una vez todo bien amasado, se tapa con unas mantas la masa y se deja reposar aproximadamente una hora, hasta que la masa haya doblado el volumen.
    Transcurrido el tiempo es el momento de formar los panes. De la masa obtenida se van cortando porciones y formando los panes, amasándolos bien con las manos hasta darles la forma redondeada u alargada si se trata de bollos. Salen unos 8 panes y algún que otro bollo.

    Del total de la masa hay que guardar una porción de aproximadamente un kilo, que será la masa madre o creciente para el amasado siguiente. También se guarda otra porción de masa para hacer torta de manteca, torta de aceite y roscos fritos.
    Los panes formados se colocan sobre una tabla grande de madera y se arropan bien con mantas para que fermente la masa. Hay que dejarlos reposar 1 hora aproximadamente.

    La creciente se deja en la artesa hecha una bola cubierta con harina y se dice que cuando la superficie se agrieta es porque el pan está listo para meterlo en el horno.

    Mientras que los panes reposan y fermentan, se le echa la leña al horno y se quema para que tome temperatura. Una vez que la leña ha quemado se "barre" el horno y se limpia de ceniza y ya queda listo para hornear el pan.
    Procedemos ahora a meter el pan en el horno, se ponen uno a uno sobre la pala de madera, se les hace unos cortes en la superficie con un cuchillo mojado en agua y se meten en el horno. Se dejan hornear por espacio de una hora y ya están listos para disfrutar. El proceso es trabajoso pero una vez que ha salido el pan del horno y comes un cachito y aprecias su sabor, se olvida todo lo sufrido. Una tradición que no debería perderse nunca. 


    Mientras que los panes reposan y están fermentando antes de meterlos en el horno, mi madre aprovecha para hacernos roscos fritos con la masa del pan que habia reservado. Coje porciones de masa, les da forma de anillas y los fríe en aceite de oliva bien caliente. Están superbuenos, mojaditos en azúcar o acompañados con un chocolatito o un buen café con leche están deliciosos.



    PD: ¡Gracias mamá, esta receta va por tí, por tu esfuerzo, paciencia y dedicación!
    Print Friendly and PDF
    |


  8. Natillas

    martes, 12 de abril de 2011

    Las natillas son un postre lácteo muy extendido en la gastronomía española. Los ingredientes fundamentales para preparar las natillas son leche y huevos, aunque actualmente suelen agregarse otros ingredientes como vainilla, azúcar, canela y limón, dependiendo de la tradición de las distintas zonas donde se cocinen. La receta que mejor resultado me ha dado hasta ahora es la que pongo a continuación, queda una textura ligera y muy buena de sabor.


    500 ml de leche (1/2 litro), 2 yemas de huevo, 2 cucharadas soperas de maicena, 1 sobrecito de azúcar avainillado, 1 cucharadita ( de las de café) de extracto de vainilla, 4 cucharadas de azúcar, 5 cucharadas soperas de leche, 8 mini galletas María y canela molida para espolvorear.




    Para la elaboración calentamos medio litro de leche en una cazuela. En un bol ponemos las yemas de huevo, las 2 cucharadas de maicena, el azúcar, el azúcar avanillado, el extracto de vainilla y las 5 cucharadas de leche y batimos bien. Cuando la leche arranque a hervir la apartamos del fuego y la colamos sobre el bol de la mezcla de las yemas. Removemos bien y vertemos la mezcla de nuevo en la cazuela. La ponemos otra vez al fuego y mantenemos a fuego suave removiendo constantemente hasta que empiece a espesar la crema. Apartamos del fuego y removemos bien. Vertemos las natillas en nuestro recipiente elegido y decoramos con las galletitas y la canela molida. Dejamos templar y ya están listas para comer. A mi personalmente me gustan más frías. Es cuestión de gustos.


    Print Friendly and PDF
    |


  9. Tarta cuajada de fresas

    jueves, 31 de marzo de 2011

    La tarta que os traigo hoy es bien sencilla, no es tan elaborada como me suele gustar hacer, pero está tan rica que he decidido compartirla. Estamos en plena temporada de fresas y por ello las he utilizado para esta suave y cremosa tarta. Una receta sin complicaciones. Vamos con ella:


    3 bases de bizcocho de vainilla (compradas ya hechas), 150 gr de azúcar, 8 quesitos (light, marca  El Caserio), 2 paquetes de cuajada Royal, 1 litro de leche, 40 gr de maicena, 3 huevos, 1 sobre de azúcar avainillado, 200 gr de fresas.
    Para la cobertura de chocolate: 200 gr de chocolate postres, 120 gr de agua y 100 gr de azúcar. Y para decorar Chantilly (o nata montada en su defecto).

    Procedemos a elaborar la crema. En un bol ponemos los quesitos, el azúcar, el azúcar avainillado, los sobres de cuajada, la maicena y los huevos y batimos bien. En un cazo ponemos la leche a calentar y cuando arranque a hervir añadimos la mezcla y mantenemos a fuego suave removiendo constantemente hasta que espese. Una vez haya espesado retirar del fuego y reservar. Limpiar las fresas y triturarlas bien con la batidora. Añadirlas a la cuajada y mezclar bien. En este momento si se quiere dar un poco mas de color a la crema se le puede añadir colorante en gel rojo o rosa y mezclamos bien, es opcional.

    Para montar la tarta, forramos un molde desmoldable con papel vegetal y ponemos una base de bizcocho en el fondo. Cubrimos con la mitad de la crema y tapamos con otra base de bizcocho. Añadimos el resto de la crema y cubrimos finalmente con la tercera base de bizcocho. Metemos al frigorifico para que cuaje, mínimo 4 horas. Una hora antes de desmoldar, preparamos la cobertura de chocolate. Ponemos en un cazo al fuego el agua con el azúcar y cuando la mezcla rompa a hervir y el azúcar se haya disuelto por completo apartamos del fuego y añadimos el chocolate troceado, removiendo enérgicamente hasta que quede bien fundido e integrado el chocolate. Dejamos templar un poco y cubrimos la tarta con el chocolate, con una generosa capa. Volvemos a meter la tarta en el frigo y dejamos que se endurezca un poco el chocolate. Momentos antes de consumir la tarta la sacamos del frigo y la desmoldamos con cuidado. Adornamos con el chantilly o con nata montada, a nuestro gusto y lista para comer!!. Queda mejor si se prepara de un dia para otro.

    Print Friendly and PDF
    |


  10. Pasta floras

    lunes, 28 de marzo de 2011

    Hoy os traigo esta receta típica y tradicional que hace ya tiempo tenia ganas de hacer. Son unas pastelitos de pasta flora, que lo más habitual es que estén rellenos de cabello de ángel aunque yo he hecho unos poquitos rellenos de chocolate. También los puedes encontrar rellenos de crema.
    De la forma que están hechos es un dulce típico de la Región Murciana, aunque aquí en mi tierra, en Almeria también los suelen hacer en panaderías y pastelerías. Es una pasta hecha con harina, manteca, azúcar y huevos, tan delicada que se deshace en la boca, y  el toque de canela y limón, regado con anis dulce o vino le dan un aroma y sabor característico. Se conservan durante bastante tiempo en una caja metálica y la masa también la podemos congelar sin problemas. Yo he hecho esta hornada con la mitad de la masa, la otra la tengo congelada para otra ocasión. Me han salido con el tamaño que he hecho unos 30 pastelillos. Vamos con la receta:


    250 gr de manteca de cerdo, 500 gr de azúcar, 3 huevos, ralladura de 1 limón, 2 cucharadas soperas rasas de bicarbonato, 125 ml de anís dulce (licor) o en su defecto vino blanco o mistela, 1 cucharadita de las de café de canela molida, 1 kilo y medio de harina y 250 ml de aceite quemado y frio. Para el relleno: un bote de cabello de ángel, 1 huevo para pintar, almendra en cubitos tostada, chocolate fondant y azúcar para espolvorear.


    Mezclamos la harina con el bicarbonato y hacemos un volcán con ella sobre la superficie de trabajo. Añadimos en el centro la manteca en pomada, los huevos, la ralladura de limón, el azúcar, la canela, el anís y el aceite y vamos mezclando desde el centro hacia afuera. Una vez se haya integrado bien la harina amasamos todo bien sobre la mesa hasta que quede una masa homogénea. Formamos una bola y dejamos reposar un poco la masa.

    Cogemos una porción de masa y la estiramos con el rodillo sobre la mesa, hasta dejar una capa fina. Con un cortapastas redondo formamos unos círculos. Ponemos los círculos sobre una placa de horno cubierta con papel vegetal y sobre cada disco ponemos una porción de cabello de ángel o de chocolate fondant ( yo os aconsejo poner un poco de nutella, al hornearlas van a quedar mucho mejor). Cubrimos cada disco con otro disco de masa y lo pincelamos con huevo batido. Espolvoreamos con la almendra en cubitos y con azúcar y lo metemos en el horno precalentado a 200 ºC. Cocemos por espacio de 15-20 minutos o hasta que estén doraditos. Dejamos enfriar y ya los podemos degustar o guardar en una cajita metálica para su mejor conservación. Si nos sobra masa, la metemos en una bolsa y la congelamos tranquilamente. Al descongelarse la masa queda igual de buena y manejable.

    Print Friendly and PDF
    |


  11. Una nueva receta de pescado, en este caso unos noisettes de salmón. Noisette es una técnica culinaria que se utiliza tanto para carnes como para pescados y verduras, y presenta los alimentos en pequeñas porciones. He combinado estos lomitos de salmón con unos pimientos asados y un toque de cebolla caramelizada. Aquí va la receta, de cosecha propia..


    Un lomo de salmón fresco (600 gr), 2 huevos, 1 bandeja de pimientos rojos asados en tiras (250 gr), cebolla caramelizada al gusto, 2 dientes de ajo, una ramita de perejil, aceite de oliva virgen extra y sal.
    Ponemos los huevos a cocer. Limpiamos el salmón de pieles y espinas cortando el lomo en filetes de un dedo de grosor aproximadamente. Formamos los noisettes de salmón uniendo las puntas de cada filete, enrollando y sujetando con un palillo.

    En una sartén antihadherente ponemos un par de cucharadas de aceite y la ponemos a calentar. Picamos el ajo y el perejil muy menudito y los mezclamos con un chorreoncito de aceite. Untamos con este preparado los lomitos de salmón y salamos generosamente, ya que el salmón tiene una carne dulce. Cuando la sartén esté bien caliente echamos el salmón y lo doramos por ambos lados. Sacamos y reservamos en caliente. En la misma sartén y con el jugo que ha dejado el salmón,  echamos los pimentos en tiras y los salteamos ligeramente. Apartamos y reservamos.
    Procedemos ahora a montar el plato. Ponemos los pimientos en el plato y sobre éstos el 1 huevo cocido, pelado y cortado en gajos y cebolla caramelizada por encima. Colocamos los noisettes de salmón y ponemos alrededor un poquito mas de cebolla caramelizada. Adornamos con unas hojitas de perejil y servimos enseguida bien caliente. Como veis una receta bien sencilla pero que seguro no os deja indeferentes. Si no encotrais los pimientos asados en tiras podeis utilizar un pimiento rojo natural y asarlo al horno o microondas, o en su defecto utilizar una lata de pimientos del piquillo y cortarlos en tiras. Buen provecho!

    Print Friendly and PDF
    |


  12. Brazo de mascarpone y chocolate

    miércoles, 16 de marzo de 2011

    El mascarpone, un queso fresco que tiene su origen en el norte de Italia (Lombardía), cremoso y consistente y con sabor dulce lo conocemos en cocina sobretodo por utilizarse en el tiramisú. Pero es ideal para la preparación de rellenos o para acompañar otros postres y bizcochos. Hoy lo he utilizado para rellenar un delicioso brazo de gitano combinándolo con el chocolate y con un toque de mermelada de fresa. El resultado un postre altamente calórico pero de agradable textura y sabor al paladar. Aconsejo no abusar de las porciones....


    PARA EL BIZCOCHO: 25 gr de cacao en polvo tamizado, 50 gr de harina con levadura, 1 cucharadita de levadura en polvo, 50 gr de almendras molidas, 5 huevos.
    PARA EL RELLENO: 500 gr de mascarpone, ralladura de media naranja, 100 gr de mermelada de fresa.
    PARA EL GLASEADO: 175 gr de mantequilla sin sal, 50 gr de azúcar glas tamizada y 200 gr de chocolate fondant derretido.


    Precalentar el horno a 190 ºC. Engrasar y forrar una bandeja para brazo de gitano de 30*40 cm. Mezclar la harina, la levadura, el cacao y la almendra. Batir los huevos con el azúcar hasta conseguir una crema espumosa y blanquecina. Incrporar los ingredientes secos y mezclar bien. Verter la masa resultante en la bandeja, alisar la superficie y hornear 12-15 minutos. Dejar reposar un minuto y desmoldar sobre un papel vegetal espolvoreado con azúcar y enrollar en él; el papel debe quedar dentro. Dejar enfriar.
    Preparamos el  relleno batiéndo el queso mascarpone con la ralladura de media naranja. Desenrollamos el bizcocho y lo untamos con la mermelada de fresa, extendemos el mascarpone sobre el bizcocho y lo enrollamos con cuidado, apretándolo bien.
    Para el glaseado batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el chocolate derretido templado y el azúcar glas hasta que quede una crema homogénea. Cubrimos con esta crema el brazo de gitano de manera irregular, haciéndole los motivos que queramos y lo adornamos al gusto. Yo he utilizado unas hojitas hechas con mazapán teñido de verde y unas gominolas de cerezas, pero esto lo dejo a imaginación de cada cual. Buen provecho!



    Fuente: Wikipedia, 101 Deliciosas Tentaciones
    Print Friendly and PDF
    |